FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre otros problemas relacionados > Otros Trastornos
Respuesta
 
Antiguo 09-Sep-2008, 17:10  

Predeterminado Neurosis y miedo a sufrir

El corazón prisionero

Una grandísima parte del trabajo psicodinámico consiste en ayudar al sujeto a desmantelar las férreas defensas que ha construido contra su dolor secreto. Cuanto más agudo es dicho dolor, más poderosas son tales defensas, que llamamos síntomas. El neurótico es como un niño asustado agazapado en el último rincón de una habitación blindada. Dicho blindaje es su protección contra peligros reales o imaginarios y, a la vez, la losa que le impide respirar el aire fresco de la expresión, la autoaceptación, el diálogo, el amor, la libertad. De ahí su desdicha. Sin embargo, ¿cómo curar las heridas de un guerrero sin despojarlo de su armadura? ¿Cómo sanar su corazón sin quitarle la coraza de síntomas?
La neurosis nace y se conserva, en última instancia, del pánico al dolor. Bien mirado, cada síntoma o defensa -p.ej., una ansiedad, una fobia, una obsesión- es el resultado de un choque, de un violento forcejeo entre el Corazón del sujeto, que sufre intensamente y pugna por manifestarse, gritar, liberarse; y los frenéticos esfuerzos de su Consciencia por silenciarlo, amordazarlo, arrojarlo de nuevo a los sótanos del olvido, pues lo teme y se avergüenza terriblemente de aquél. Como ambos luchadores son muy fuertes, finalmente ambos -Corazón y Consciencia- terminan realizando un pacto. Un negocio de conveniencia. Por ejemplo, si el sujeto odia intensa e inconfesablemente a su propio hijo, de inmediato surge este "diálogo":
- De acuerdo -dice Corazón-. Enciérrame en las mazmorras y finjamos que no odio a mi hijo. Pero déjame que me desfogue en tus pesadillas y mediante alguna terrible obsesión.
- Conforme -dice Consciencia-. Prefiero sentirme un loco antes que sufrir la culpa insoportable de creerme un monstruo por odiar a mi hijo. El psiquiatra ya matará mis síntomas.
Y el pacto comienza a funcionar. El sujeto empieza a padecer frecuentes y angustiosas pesadillas en las que el hijo "muere en horribles accidentes". Y, de día, se siente invadido continua y compulsivamente por una idea o temor angustiante de "hacer daño al hijo", o incluso "lo ve muerto", pese a los extraños gestos rituales con que intenta conjurar estas diabólicas ocurrencias.
- ¡Rápido! -grita Consciencia- ¡Terapias de conducta, relajación, sedantes, neurolépticos! ¡Cualquier cosa, antes que sentirme un monstruo aborrecible!
Esto es la neurosis.
Sin embargo, el sujeto odia indudablemente al hijo. Es un hecho. Nada en el mundo podrá cambiar esta verdad, a menos que Corazón y Consciencia cesen su guerra, y la segunda permita al primero gritar con todas sus fuerzas:
- ¡Sí, sí, sí! ¡Le odio, le odio, odio rabiosamente a mi hijo!
Pero entonces, y sólo entonces, surge naturalmente la cuestión más obvia: ¿POR QUÉ?
- ¿Por qué odias a tu hijo, Corazón? -pregunta una voz amistosa.
El corazón, súbitamente, se calma. Se queda perplejo. Reflexiona. Tartamudea.
- Porque... -dice, por ejemplo-. Porque todos le quieren a él más que a mí... Porque disfruta de oportunidades que yo nunca tuve... Porque tengo que hacer por él esfuerzos para los que no siento ánimos... Porque no quiero darle lo que nunca me dieron a mí... Porque necesito vengarme en él de todo el daño que me hicieron... Porque...
Y entonces, y sólo entonces, Corazón comienza a llorar...
O sea que, contra todas las apariencias, Corazón no era tan malvado, ni tan monstruoso, ni tan despreciable después de todo. Era simplemente un corazón dolido, desvalido, desesperado. ¡Detrás de su odio había más cosas!
- ¿Por qué lloras, Corazón? -prosigue la voz amistosa-. Cuéntame los detalles. ¿Qué han hecho contigo?
Y entonces, por primera vez en su vida, Corazón se siente escuchado. Comienza a hablar, a expresar sus dolores y heridas, a sentirse aliviado, a comprenderse, a perdonarse. Y, en poco tiempo, algo en su interior vuelve a sentirse seguro, fuerte, digno. Y el mundo cambia de golpe. Ya no siente al hijo como un envidiado rival, sino como alguien como él. Incluso más desvalido que él. Por eso su odio se vuelve innecesario. Surge la identificación, la compasión, el afecto. Comienza la empatía. ¡Resulta que detrás del odio... esperaba el amor!
Esto es la curación de la neurosis.
Pues, en efecto, es el miedo a sufrir lo que nos produce y perpetúa los trastornos neuróticos. Y sólo cuando, con la ayuda de alguien en quien confiamos plenamente, nos atrevemos a quitarnos la armadura y a liberar a Corazón de sus mazmorras, comenzamos a salvarnos.
 
Antiguo 10-Sep-2008, 16:19  

ésto me recuerda a un texto que leí de Freud, del subconsiciente.
Decía que el subconsicente era como una persona que empezaba a molestar en una sala llena de gente, o algo así. Pues bien, la consciencia lo echa fuera de la sala, para no sentirse perturbado por esta persona, pero éste, desde fuera de la sala sigue gritando, dando golpes en las puertas... Vamos, que aunque escondamos nuestros traumas en neustra mente consciente, no desaparecen del todo, siguen perturbándonos a través del sbconscte. Lo que habría que hacer sería solucionar el trauma en sí y no enmascararlo, ocultarlo... algo así.
 
Antiguo 10-Sep-2008, 16:36  

jo ...alfonso....tenia que salir...pero no puedo dejar de leer tus post...este último me ha emocionado realmente...ha hecho hasta brotar cierta lagrima de mi "corazón"...no tanto por el ejemplo que has puesto y la metáfora, ..sino por la sabiduría y la verdad que hay es la descripción que has expuesto en la explicación de las cosas ...

no todo el mundo entiende esto alfonso...mucha gente no lo comprende...y muchos "psicoterapeutas" estan contribuyendo a la confusion,...forman parte de un entramado mas que fomenta y hace perdurar esta neurosis colectiva que llamamos "sociedad civilizada"

un abrazo alfonso...y gracias por escribir estas cosas...gracias.
 
Antiguo 10-Sep-2008, 20:26  

...a ver alfonso, cuando uno escribe en un post y pone un texto que no es suyo...se pone la fuente de donde procede...
esta tarde leyendo estos textos , creía que los escribias tú, que eran ideas tuyas...por eso estaba sorprendido de la madurez de tus argumentos ...y encima decias que tenias 23 años...digo, a este chico hay que hacerle un monumento..

..asi que, para otra vez pon la fuente de los textos que postees por favor, para que no haya errores de atribucion, y por respeto al autor.

saludos.
 
Antiguo 12-Sep-2008, 17:36  

¿quieres la fuente?
Aquí la tienes que la disfrutes

http://www.psicodinamicajlc.com/articulos.html
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada


Temas Similares to Neurosis y miedo a sufrir
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
sufrir por amor janiss Amor y Amistad 1 22-Feb-2009 09:34
pq algo tan absurdo nos hace sufrir tanto..... nuriaaraujo Rubor/Sonrojo 1 24-Aug-2006 17:43
COMPAREN Y HAGAN ALGO , NUESTRO SUFRIR O EL DE... PATIZZA Fobia Social General 1 11-Aug-2006 22:13
basta de hacerme sufrir..... java78 Off Topic General 14 30-Dec-2005 23:19
Neurosis y miedo a sufrir alfonso22espana Fobia Social General 0 01-Jan-1970 01:00



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 12:45.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0
 
 

Search Engine Optimization by vBSEO 3.6.0