FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre Ansiedad Social > Fobia Social General
Respuesta
 
Antiguo 28-Jan-2007, 14:18  

Predeterminado miedo al compromiso

¿Tienes miedo al compromiso?

A todos nos ha llegado el momento en alguna ocasión de decidirnos ante algo que va a hacernos comprometer para largo tiempo y , sobre todo, con una misma persona.

El compromiso se entiende como una situación en la que se espera de ti un comportamiento y unos ideales compartidos con otra persona.
El compromiso de pareja supone unos objetivos y metas comunes y un futuro en común, desde luego esto implica años de convivencia con la misma persona y superación de fracasos y éxitos en común.

Surgen muchas dudas y miedos

Cuando una persona se plantea comprometerse con alguien se generan en él una serie de dudas y miedos comunes para todo el mundo; sin embargo, el modo de analizar esas dudas es lo que nos diferencia.
Existen personas que ante la duda, deciden seguir adelante y arriesgarse ante algo que no es seguro al 100%. No olvidemos que suele ser una situación bastante novedosa (vivir con una pareja o comprometerse en matrimonio), las cosas nuevas siempre provocan miedos a todos y el superar ese miedo es lo que nos hace cada vez ser más seguros de nosotros mismos y enfrentarnos a las dudas que nos depara nuestro día a día.
Ante esta misma situación hay otros que reaccionan de otra manera y la mayoría de las veces la posibilidad de compromiso se transforma en huida de la situación. Muchas rupturas de pareja se deben a esto. No todos estamos preparados para un compromiso que nos ate, sin embargo, el razonamiento que hacemos de ello puede ayudarnos a seguir adelante y a no perder oportunidades de ser feliz.

Falta de seguridad en tí mismo

No cabe duda que una persona incapaz de comprometerse padece de algunas carencias y sobre todo, la principal será su falta de seguridad en sí mismo y en sus posibilidades.
Estamos de acuerdo que cuando nos enfrentamos a una relación con futuro, nadie sabemos a ciencia cierta qué es lo que sucederá. Muchas parejas inician su vida en común sin tener la seguridad de que vaya a funcionar.
El hecho de que una relación funcione depende de muchos factores internos y externos a la pareja, con lo cuál es difícil de controlar. Cuando la persona que tiene que decidirse tiene inseguridad y no confía en sí mismo, serán muchos los problemas que encontrará para tomar la decisión y se buscará toda clase de excusas para no llevarlo a cabo. Esto será un mecanismo de defensa que le aísla del verdadero problema. De cara al exterior parecerá que tiene sus razones, pero la verdad será otra.
De hecho, irá perdiendo oportunidades a lo largo de los años. Suelen ser personas muy amigas de las fiestas, del lige fácil y del no compromiso, sin embargo poco a poco se van quedando atrás y son los eternos juerguistas que nunca consiguen pareja. A la larga puede ocurrir que su círculo de amistades siga su vida adelante y se empareje y ellos vayan quedando solos en su rollo fiestero.

Ideas negativas

Aparecen en su mente una serie de ideas negativas que deberá cambiar para superar el miedo. Ideas del tipo “Todas son iguales”, “voy a perder la libertad para hacer lo que quiera”, “me van a controlar”, etc. Estas ideas ayudan a que su mecanismo de defensa sea cada vez más fuerte y más difícil de superar.
A menudo se centran en una experiencia traumática a temprana edad para no probar con otras personas y experimentar cosas buenas. Un solo ejemplo les sirve para sacar conclusiones erróneas puesto que un desengaño amoroso no supone tener que rechazar al sexo contrario de por vida.
Son personas que no aceptan bien los sentimientos negativos y que prefieren evitar un posible éxito con tal de no pasarlo mal.

¿Qué ganamos con un compromiso?

A la hora de tomar una decisión y de comprometerse con alguien, nos puede ayudar realizar un listado de pros y contras, de cosas que ganamos y que perdemos con ese compromiso.
Deberemos de ser objetivos ya que nuestras ideas erróneas nos pueden hacer sacar conclusiones equivocadas. Podemos pedir ayuda a amigos cercanos para que nos ayuden en la elección, seguramente pueden ser más objetivos que nosotros, sobre todo si conocen nuestros miedos. Es importante que tengas en cuenta que no puedes generalizar. Si ya viviste una situación similar y te fue mal, no puedes sacar conclusiones por esa experiencia, céntrate en la situación actual e intenta sacar todo lo bueno de tu pareja, los “peros” no sirven, solo valen los “me gusta mucho…”
Cuando estas tomando una decisión de este tipo, es fácil que inicies un razonamiento del tipo “anticipador negativo” Este consiste en que enlazas una serie de pensamientos respecto al futuro, cómo será tu vida con esa persona y los posibles problemas que puede haber.
Estos pensamientos siempre son negativos y por ello se llaman anticipadores, estás haciendo castillos en el aire y fantaseando sobre lo que será tu futura relación. No puedes basarte en frases del tipo: “¿y si pasa tal cosa o tal otra?” Esas cosas que estas pensando no han pasado, ni sabes si pasaran , así es que deja de imaginar y céntrate en el presente. Si eres una persona perfeccionista y controladora, te costará no ser anticipador. Sólo estás tranquilo cuando lo tienes todo controlado y cuando tienes la seguridad de que todo va a salir según tú has planeado. Sin embargo, debes tener en cuenta que una relación son dos persona y que solo podrás tener bajo control lo que tu quieres y lo que tu esperas , pero te resultará imposible controlar a la otra parte, además no te interesa, si controlas demasiado a tu pareja saldrá huyendo a largo plazo.

Preguntas que debes hacerte

Todos estos factores van a complicar el que puedas decidirte a la hora de aceptar un compromiso de pareja, pero ten en cuenta que todos puedes controlarlos y que todos tenemos miedo, no dejes que este miedo pase el límite y no te deje disfrutar y ser feliz, irás perdiendo oportunidades.
Con todos tus pensamientos negativos podrás realizar el siguiente ejercicio:
Pregúntate: ¿Qué es lo peor que puede ocurrir?, ¿qué probabilidades reales hay de que ocurra? Si ocurre ¿Qué podré hacer? ¿Realmente será tan malo? ¿Seré capaz de salir adelante? Organiza un plan para superar el fracaso si realmente llegara y no vuelvas a pensar en él.
Además de lo peor ¿qué otras cosas podrían pasar? Haz un listado, valen todas, buenas y malas, todo está en el mismo saco, todo puede ocurrir ¿por qué tiene que ocurrir solo lo peor que tu te imaginas?
Visualízate a ti pasando por un fracaso ante un compromiso, piensa en cuáles serían tus sentimientos sin exagerarlos y que harías para encontrarte mejor.

Refuerza tu seguridad

Para reforzar la seguridad en ti mismo, puedes hacer un recordatorio de todas las situaciones a las que te enfrentaste pasando miedo y todas aquellas que superaste con éxito. Sabes que una vez superadas, nunca más pasaste miedo y volviste a realizarlo bien sin dudas ni temores.
Tu compromiso es otra de estas situaciones, no evites el miedo, solo podrás superarlo enfrentándote a él, confía en tus posibilidades y confiésate con tu pareja, te puede ayudar a superar esos miedos y a ver la situación de una manera más positiva.



Terra Mujer / Vicenta Sanz Herrero. Psicóloga clínica

http://mujer.terra.es/common/imprimir/p ... d=MU212662
 
Antiguo 28-Jan-2007, 14:51  
opk

No a todo el mundo le interesa la idea del compromiso señorita Nicole-Kidman
Me pirria la vida contemplativa…grandes dosis de alcohol, sexo, y mirar las musarañas xD


Siga con su proyecto, no se ''exalte'' a ente mi aporte
 
Antiguo 28-Jan-2007, 16:05  

Um...yo siempre fui de pensar "yo de rollos nada, novio.."

Cuando empecé a salir con mi 2º novio (17 años y medio tenía yo) recuerdo k a los 3 dias o así me soltó que se quería casar conmigo y unas semanas despues se lo soltó a un tío mío.. y a mi me dió un cague tremendo O_O sobre todo porque al comenzar esa relacion mis amigos se alejaron de mi (y yo de ellos creo que tb..)

No se... yo prefiero que no se me planteé el compromiso "tempranamente", ya que, si me lo proponen.. me acobardo bastante y empiezo a pensar que estoy perdiendo mi vida actual/presente...

Cuando sentí esa sensacion me asusté. Creía que yo no era la clase de persona que teme el compromiso (siempre creí que serían mujeriegos y gente 'liberal'(?))

Bueno, Nicole un besito.. me gusto mucho tu post, ah? está interesante ^^ ;)

Mineko
 
Antiguo 29-Jan-2007, 01:04  

 
Antiguo 29-Jan-2007, 01:04  

Cita:
Iniciado por Nicole-Kidman
No cabe duda que una persona incapaz de comprometerse padece de algunas carencias y sobre todo, la principal será su falta de seguridad en sí mismo y en sus posibilidades.
Estamos de acuerdo que cuando nos enfrentamos a una relación con futuro, nadie sabemos a ciencia cierta qué es lo que sucederá. Muchas parejas inician su vida en común sin tener la seguridad de que vaya a funcionar.
El hecho de que una relación funcione depende de muchos factores internos y externos a la pareja, con lo cuál es difícil de controlar. Cuando la persona que tiene que decidirse tiene inseguridad y no confía en sí mismo, serán muchos los problemas que encontrará para tomar la decisión y se buscará toda clase de excusas para no llevarlo a cabo. Esto será un mecanismo de defensa que le aísla del verdadero problema. De cara al exterior parecerá que tiene sus razones, pero la verdad será otra.
De hecho, irá perdiendo oportunidades a lo largo de los años. Suelen ser personas muy amigas de las fiestas, del lige fácil y del no compromiso, sin embargo poco a poco se van quedando atrás y son los eternos juerguistas que nunca consiguen pareja. A la larga puede ocurrir que su círculo de amistades siga su vida adelante y se empareje y ellos vayan quedando solos en su rollo fiestero.
¡Faltaría más!. Una pregunta sin mala intención, Nicole, ¿no te cansa exponer en el foro ideas de otras personas, sobre todo si proceden de webs de dudosa credibilidad como la mencionada?.

Hay quienes se empeñan en catalogar de patologías lo que no son más que elecciones personales. Vamos a suponer que lo escrito es cierto, yo me pregunto, ¿tiene algo de malo ser reservado con las relaciones sociales?, ¿por qué ese empeño en definir como "inmaduros" a los que no se comprometen?, ¿no esconderá esa acusación velada un intento por controlar más fácilmente a la gente?. Mientras más individualista se es, menos probabilidades hay de que acabes siendo una oveja del rebaño de inútiles que pueblan esta sociedad. No sólo hay miedo al compromiso, hay miedo a la independencia.

Cita:
Ideas negativas

Aparecen en su mente una serie de ideas negativas que deberá cambiar para superar el miedo. Ideas del tipo “Todas son iguales”, “voy a perder la libertad para hacer lo que quiera”, “me van a controlar”, etc. Estas ideas ayudan a que su mecanismo de defensa sea cada vez más fuerte y más difícil de superar.
A menudo se centran en una experiencia traumática a temprana edad para no probar con otras personas y experimentar cosas buenas. Un solo ejemplo les sirve para sacar conclusiones erróneas puesto que un desengaño amoroso no supone tener que rechazar al sexo contrario de por vida.
Son personas que no aceptan bien los sentimientos negativos y que prefieren evitar un posible éxito con tal de no pasarlo mal.
¿Ideas negativas??, vale, admitamos pulpo como animal de compañía, pero, vuelvo a preguntar, ¿acaso son mentira?. ¿Una persona no pierde la libertad al estar en compañía de otras?, ¡POR SUPUESTO!, es uno de los precios a pagar, no entiendo que se pretenda negar. ¿Te van a controlar?, a la larga sí, en eso consiste un compromiso, lo que lo diferencia del laissez faire. ¿Todo el mundo es igual?, aquí admito que hay muchas discrepancias, sin embargo, yo sostengo que, con contadas excepciones, al final nos parecemos bastante, así que visto un perro es como si los hubieras visto todos.

Cita:
¿Qué ganamos con un compromiso?

A la hora de tomar una decisión y de comprometerse con alguien, nos puede ayudar realizar un listado de pros y contras, de cosas que ganamos y que perdemos con ese compromiso.
Deberemos de ser objetivos ya que nuestras ideas erróneas nos pueden hacer sacar conclusiones equivocadas. Podemos pedir ayuda a amigos cercanos para que nos ayuden en la elección, seguramente pueden ser más objetivos que nosotros, sobre todo si conocen nuestros miedos. Es importante que tengas en cuenta que no puedes generalizar. Si ya viviste una situación similar y te fue mal, no puedes sacar conclusiones por esa experiencia, céntrate en la situación actual e intenta sacar todo lo bueno de tu pareja, los “peros” no sirven, solo valen los “me gusta mucho…”
Cuando estas tomando una decisión de este tipo, es fácil que inicies un razonamiento del tipo “anticipador negativo” Este consiste en que enlazas una serie de pensamientos respecto al futuro, cómo será tu vida con esa persona y los posibles problemas que puede haber.
Estos pensamientos siempre son negativos y por ello se llaman anticipadores, estás haciendo castillos en el aire y fantaseando sobre lo que será tu futura relación. No puedes basarte en frases del tipo: “¿y si pasa tal cosa o tal otra?” Esas cosas que estas pensando no han pasado, ni sabes si pasaran , así es que deja de imaginar y céntrate en el presente. Si eres una persona perfeccionista y controladora, te costará no ser anticipador. Sólo estás tranquilo cuando lo tienes todo controlado y cuando tienes la seguridad de que todo va a salir según tú has planeado. Sin embargo, debes tener en cuenta que una relación son dos persona y que solo podrás tener bajo control lo que tu quieres y lo que tu esperas , pero te resultará imposible controlar a la otra parte, además no te interesa, si controlas demasiado a tu pareja saldrá huyendo a largo plazo.
Este párrafo es el más manipulador de todos. Te ofrece una posibilidad razonable de establecer una listado de pros y contras, ahora te indica que descartes de antemano los contras y hagas caso a los pros. Por la sencilla razón de que los contras están basados en prejuicios, en suposiciones, en experiencias negativas.....¿y los pros no están basados en lo mismo?. Un ejemplo sencillo, una persona que no ha tenido relaciones de pareja y sueña con un amor idílico, de repente conoce a otra persona que parece ser la que estaba buscando. Se lanza al vacío de establecer un compromiso porque siente que es la oportunidad de su vida y no se pregunta si realmente aquella situación le conviene. Se deja llevar por los impulsos que le hacen ver todo lo positivo y no toma las debidas precauciones.

Por otro lado, sigo sin ver el mal en querer tener las cosas controladas, sin dejar nada al azar. Esta especie de apología estúpida de la espontaneidad está muy de moda y lo único que nos lleva es a no actuar bajo unos parámetros que aseguren la eficacia de nuestra acción. Por ello las relaciones son un coñazo, un lastre sin sentido para los que deseamos ser dueños de nuestra vida sin injerencias externas.

Cita:
Pregúntate: ¿Qué es lo peor que puede ocurrir?, ¿qué probabilidades reales hay de que ocurra? Si ocurre ¿Qué podré hacer? ¿Realmente será tan malo? ¿Seré capaz de salir adelante? Organiza un plan para superar el fracaso si realmente llegara y no vuelvas a pensar en él.
Además de lo peor ¿qué otras cosas podrían pasar? Haz un listado, valen todas, buenas y malas, todo está en el mismo saco, todo puede ocurrir ¿por qué tiene que ocurrir solo lo peor que tu te imaginas?
Visualízate a ti pasando por un fracaso ante un compromiso, piensa en cuáles serían tus sentimientos sin exagerarlos y que harías para encontrarte mejor.
¿Pero esto qué es?, nos piden que no seamos controladores y nos centremos en el presente, entonces, ¿para qué demonios sirven todas estas preguntas con un carácter preventivo de cara al futuro?. Preguntas, por otra parte, sin sentido porque uno puede visualizar muchas cosas, pero el estado de ánimo influye decisivamente en las decisiones que tomamos.

Quiero decir que, si uno tiene la posibilidad de entablar una relación (del tipo que sea) lo más probable es que tenga un estado de ánimo y de autoestima suficiente para creer que puede superar cualquier adversidad, de lo contrario, difícilmente (a las pruebas me remito) podría ni siquiera, no ya poder establecer dicha relación, sino simplemente una conversación informal. En este caso, responderá que es capaz de superar la frustración si sale mal, que seguro que nada malo (o demasiado malo) puede pasar, en caso negativo tendré capacidad de salir hacia delante.....Evidentemente, cuando ocurre lo inesperado en su forma negativa, la persona ya no se siente tan segura y se deja llevar por el dolor que no pensaba en su ingenuidad pudiera desencadenarse. Queramos o no, todos somos muy fuertes con el viento a fávor y tremendamente débiles en la adversidad. He visto a personas que mostraban una tremenda seguridad en sí mismas, derrumbarse de mala manera y cuestionarse todo su ser cuando les surgen situaciones amargas.

En cambio, los que admitimos de entrada que no nos sentimos seguros en nada (porque nada es seguro, nada merece confianza), otra cosa no, pero dolor si que no pasamos desde hace años, porque hemos llegado a la conclusión de que da igual todo y lo mejor es reirse de la infelicidad perpetua en la que nos hemos instalado.
 
Antiguo 29-Jan-2007, 06:29  

Mentegato, yo lo leí... ¡No te eches atrás!


Por cierto, ¿por q dices q lealtad es del ámbito masculino? (Es q creo q no lo he escuchado demasiado).
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada


Temas Similares to miedo al compromiso
Tema Foro Respuestas Último mensaje
miedo? pero miedo a q? Fobia Social General 13 17-Dec-2011 09:19
TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO Medicamentos, Tratamientos, Terapias.. 1 01-Dec-2009 00:14
venceremos al miedo, pues el miedo no existe Fobia Social General 16 08-Nov-2009 18:12
Miedo a tener miedo Fobia Social General 6 05-Apr-2007 07:42
miedo al compromiso Fobia Social General 4 22-Jan-2007 20:15



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 19:55.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0
 
 

Search Engine Optimization by vBSEO 3.6.0